Tecnología »

Discutir  | Enterrar | Tagged: el miedo la innovacin es cclico las protestas por uber son el ltimo ejemplo Add To 
Bookmark and Share
La novedad que representa Uber dentro del sector del taxi no es algo nuevo. Ya se vivió en otras épocas y en otros sectores. Ahora sólo depende de que la gente se adapte de la mejor manera posible al cambio que viene. "El cambio es el motor de la evolución". Esta sencilla afirmación es una de las máximas de los coaches alrededor del mundo. Los mismos que nos invitan a salir de nuestra "zona de confort" para salir ahí fuera y encontrar nuestro propio sentido a la vida. El cambio, al fin, es beneficioso para nosotros. Las violentas protestas vividas ayer representan una publicidad de oro para Uber Las protestas de los taxistas que se han llevado a cabo en el día de ayer han beneficiado, más que perjudicado, a Uber. ¿Qué pasó en España con la huelga de los controladores aéreos en 2010? Que puso a todo el país en su contra porque la gente no conectaba con su problema y su acción les afectó de lleno. ¿Qué ha pasado en Londres con la huelga de taxistas? Pues Uber ha visto un incremento del 850% en el registro de nuevos usuarios en la capital británica, según informa the next web. En la reciente historia de la sociedad occidental hay bastantes ejemplos de innovaciones disruptivas: son aquellos avances que rompen con el pasado dejando obsoleta la tecnología o el servicio precedente. Por ejemplo, en 1876 Alexander Graham Bell inventó el teléfono. La compañía Western Union, que ofrecía uno de los mejores servicios de telegrama de la época, rechazó comprar la nueva tecnología ya que su negocio se centraba en la comunicación a larga distancia. El teléfono acabó desbancando al telegrama. En la década de los 60 y, sobre todo en los 70, un nuevo tipo de superficie comercial llegó a Europa: los hipermercados. De la mano de Tesco en el Reino Unido se fueron instalando poco a poco en las Islas Británicas hasta llegar a un punto en el que ciertos pueblos se conocían como los "Tesco towns", poblaciones donde sus habitantes hacían la mitad de sus compras en esos establecimientos. ¿Hubo manifestaciones? Sí. ¿Hubo cierre de comercio tradicional? Sí. ¿Impidió eso que se crearan más grandes superficies o que el modelo se exportase al continente? No. ¿Por qué? Porque la gente quiere, y necesita, lo que más cómodo sea para ellos. Los turistas y los usuarios no comprendieron las protestas de los taxistas Y al final esto es lo que manda. El mercado, la gente. Y si el público ve más conveniente pedir que un coche vaya a buscarlo a una determinada localización, así es como se acabará haciendo. En el campo de la fotografía, por ejemplo, varias compañías pusieron el grito en el cielo con el auge de las cámaras digitales. Incluso Polaroid se declaró en bancarrota en 2008 y anunciaba el cese de su línea de película analógica instantánea. Sin embargo no he visto protestas en las calles de ninguna ciudad por ese hecho, al menos no con la repercusión que han tenido las de hoy. Estamos en un momento de cambio, en el que los servicios ya no van a ser lo que eran gracias a internet y los móviles. Pedir comida a domicilio puede hacerse desde una app, buscar un hotel es mucho más barato y mantenerse en contacto con los amigos es más fácil que nunca. Y sin embargo aún seguimos mirando al pasado con nostalgia pensando que aquellos días eran mejores sin darnos cuenta de que los actuales son maravillosos.

Quien ha votado esta historia

Comentarios

No one has commented on this article yet.

Conéctate para comentar o regístrate aquí.